13 nov. 2007

Feas o simpáticas, que para el caso es lo mismo


Exacto, ya lo dice arriba, no lo repetiré. Quizá piensen que esto es de carácter machista, tema que ya se trató en el otro blog...

¿Saben una cosa?: ¡piensen lo que quieran! Lo que les voy a escribir es una verdad como un templo, y los que más la sufren son los más jóvenes.

Todo empieza cuando un colega se echa novia, rollete o se tira a la que... En fin, hay que moderarse porque los “zagalicos” pueden estar leyendo.

Al lío… Vamos, que tú coges y hablas con la “supuesta” de tu socio y le comentas las típicas cosillas: que si tiene hermana, que si tiene amiga… vamos, alguna con la que... ¡charlar! Va, mejor dejémoslo ahí.

Vale, hasta aquí, todo normal, pero ahora viene lo chungo, porque aunque sea para hablar, a los hombres nos gustan las guapas. ¡Sí, es un defecto que yo al menos sufro! Mira, no lo puedo cambiar, aunque ya me está bien, por eso. Tú le preguntas si es guapa, si está apetecible. Si te responde que sí, todo está bien, pero como te diga que es simpática… ¡hermano, estás perdido! Eso quiere decir que ¡ES UN CALLACO! Incluso sabiendo la “Ley de Murphy”, somos tan idiotas, que aún así, quedamos con ella. Que sí, que todos sabemos, que a falta de pan buenas son tortas. ¡Pero a veces no comer, tampoco mata!

¡Chavales, no os desesperéis, aguantar, algún día las simpáticas se agotaran y podréis aspirar a las guapas!

(Este mensaje va dirigido a los naturalmente pasables. Si eres feo da gracias a que te ha tocado simpática y no borde, porque comer callos en mal estado, jajaja, no es lo suyo.)

¿Por qué no te callas?


¡Dios salve a la reina del carácter del rey! Bueno va, seamos sinceros… A pesar de no ser muy monárquico, más bien nada, hay que reconocer que “Juanka” tiene un par de... ¡harleys! Con ellas, se da vueltas por Madrid y algo más, seguro. Aunque eso mejor se lo preguntáis a Peñafiel (eso si no está en algún “programa del corazooon”). Bien, no perdamos el hilo en un solo trabajito… Eso es lo que quiero yo, ¡un trabajito! Porque aquí dentro como que no...

Bueno, volviendo al tema… Suerte que estaba el Señor rey, porque a Zapatero casi se lo come el “democratísimo” Chávez en la Cumbre. Acusó a Aznar de fascista, él, que salió 3 veces electo a golpe de diplomacia “fusilera”. Pero bueno, yo no estaba allí, jejeje, pero Antena 3 si…, que te vieron “salao”.


Al caso, que “pa salao” ya estoy yo. A lo que íbamos, ahí estaba Zapatero con su dialogo: “Perdona Chávez, déjame hablar, porfiii, va...” “No, es que Chávez...” “Vaya, sigue tú, que yo...” Finalmente, pasó lo que pasó: ¡POR QUÉ NO TE CALLAS!


¿A quién se lo decía el rey? Podría haber sido a Chávez por impertinente o a Zapatero por ser un poquitín “gay”. Perdón a los gays, no vayan a creer que los comparo con Zapatero, ¿eh? Quiero que sepan que yo no suelo faltar el respeto de esas maneras.


Vamos, que si no llega a estar el rey, son capaces de quitarle hasta el micro a “ZP”, eso por no decir otras cosillas… En fin, después de la Cumbre queda claro que ni Aznar ni “Zapatitos” pueden… Sobre todo piensen bien lo que van a votar, que se acercan tiempos electorales y hay mucha Cumbre suelta.

¡Pues ala, a callarse!